*[Mis curiosos]*

Rastas

-
Bob Marley
Las rastas son cada una de las trenzas que, siendo cardadas, forman un característico peinado. Normalmente, a las personas que las llevan los calificamos de “rastafaris”, pero pocos podrían imaginar cual es el origen de tan curioso “look”.
Para entenderlo, primero debemos comprender un movimiento socio-cultural y religioso que surgió en la zona de Jamaica en torno a 1930, que se conoció como “movimiento rastafari”. Tiempo antes de esta fecha, el jamaicano Marcus Garvey comenzó a difundir el mensaje de la creación de un país negro que estuviera fuera de la dominación blanca que durante tantos años les había hostigado. Creía, asimismo, que aparecería un rey negro descendiente de Salomón y la Reina de Saba que libertaría a la raza negra. A ese mesías le personificaron en la figura del Ras (“príncipe”) Tafari Makonnen que en 1930, con el nombre de Haile Selassie, se proclamó emperador de Etiopía, la que ellos consideraban como “tierra elegida”. Fue entonces cuando los jamaicanos vieron más cerca la profecía de la liberación y cuando comenzaron a movilizarse.
A los seguidores de este movimiento que veía al Ras Tafari como el elegido para librar de la opresión a los negros y del que esperaban la señal para que comenzara su éxodo a Etiopía, se les pasó a conocer como RASTAS. El movimiento, lógicamente, es mucho más complejo, pero estas breves líneas nos ayudan a comprender la idea general.
Como todos los movimientos socio-culturales, hubo una serie de elementos que distinguieron a estos rastas, como el fumar marihuana (creían  que su consumo ayudaba a la meditación, la reflexión), escuchar lo que se conoció como “música reggae” (ellos la identificaban como “canto de Dios”), y llevar los colores que consideraban de la “Tierra Madre” de Etiopía: verde, amarillo y rojo. Por otro lado, para vestir, optaban por las prendas anchas, hechas de fibras vegetales y en el peinado llevan las originales rastas, de las que hemos comenzado hablando, que representaban el cabello del león de Judah. Ahí está el origen del peinado: querían asemejarse a este animal, que identificaban con el Ras Tafari. 
El personaje rasta más conocido quizás sea Bob Marley que encarna a la perfección el espíritu de este movimiento.

Bandera Rastafari, tricolor,  con
la figura del león de Judáh
Todos estos aspectos, unidos a su forma de entender la existencia humana, libre de opresión, pobreza, desigualdad… llevaron a que lo rastafari se convirtiera en un estilo de vida que aún hoy sigue estando muy presente y que ha llegado a alcanzar tal popularidad que muchas de las “tribus urbanas” actuales adoptan símbolos de estos rastafaris para diferenciarse del resto, aunque lo cierto es que no lo hacen manteniendo el espíritu del verdadero rasta, sino como un elemento estético más.
-
Fuentes:
-

2 comentarios:

Uriel dijo...

Tal y como comentaba en la entrada de "Ir de picos pardos" aquí vuelvo a opinar que no siempre sabemos de qué estamos hablando. Poco tiene que ver hoy el movimiento Rastafari con aquel del comienzo; pero como todo, se volvió moda y así se generalizo banalmente.
Por eso, como siempre digo, es importante saber historia para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos.
Un Saludo.
Uriel

C.G. Aparicio dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Uriel.
Y, por supuesto, saber Historia es vital para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...