*[Mis curiosos]*

Alicia en el "Oxford de las Maravillas"

-

Lewis Carroll
En una apacible tarde oxoniense, mientras que las aguas del Isis (uno de los numerosos brazos del Támesis) mecían la barca donde Lewis Carroll [1] y las tres hijas del deán del college donde trabajaba como profesor de Matemáticas -Christ Church-, daban un paseo, la inquieta Alice Liddell pidió insistentemente al conocido escritor que les contara una historia alocada para que los minutos pasaran más deprisa. Así, comenzó a relatar un cuento en el que una pequeña niña, también llamada Alice, era la protagonista.

Este fue el comienzo de lo que tres años más tarde se convertiría en la obra más famosa de Carroll: LAS AVENTURAS DE ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS [2], un libro donde las alusiones satíricas a personajes de su entorno, la crítica a la sociedad inglesa y a la política de la época, eran la nota predominante. Sin embargo, no se nos debe pasar por alto que, como catedrático en Matemáticas que era, se propuso concebir el libro como una manera entretenida de trasmitir problemas de lógica a sus alumnos, por lo que tras cada extravagante situación se encuentra una lección de esta ciencia [3].

Pero uno de los secretos más interesantes que se esconden tras sus páginas es que la ciudad de Oxford, al sur de Inglaterra, fue la fuente de inspiración para la mayor parte de los pasajes del libro. Analicémoslos:

.- El cuento comienza mostrándonos a dos hermanas pasando la tarde en un bonito jardín cercano a un río, el mismo donde comenzó la idea de crear unas aventuras de Alicia en su particular País de las Maravillas. Sin duda, nos referimos al anteriormente mencionado Isis

A la izquierda, una fotografía actual del río Isis a su paso por Oxford.
A la derecha, Alicia y su hermana en un bello parque atravesado por un río.
.- En la catedral anexa a Christ Church College podemos encontrar una puerta oculta a los visitantes. Si algún curioso tiene la suerte de ver lo que hay al otro lado, observará un pequeño jardín donde las hermanas Liddell jugaban todas las tardes y donde Carroll, desde su despacho, las veía y comenzó su amistad con ellas. Una vez dentro, llama nuestra atención una pequeña puerta verde: la que se les cerró a las Liddell después de que se estimara oportuno que las niñas se alejaran de esa zona, tan próxima a la catedral. Ni el ser hijas del deán del college les sirvió para librarse de la prohibición de entrar a ese jardín que la Alicia de Carroll, viéndolo por la “boca” de la parlanchina cerradura, consideró como “el jardín más hermoso que he visto jamás”. En este mismo jardín había un enorme árbol, justo el mismo donde el escritor sitúa al Gato Risón haciendo de las suyas.

A la izquierda, el jardín junto a la catedral de Christ Church, donde las hermanas Liddell inventaban sus juegos. Al fondo se puede ver la pequeña puerta verde en la que se inspiró Carroll para crear la dimunuta puerta por la que Alicia no podía pasar (derecha)
.- No abandonamos Christ Church porque en la chimenea de su impresionante comedor el visitante puede ver que los instrumentos que se usan para atizar el fuego son inusualmente largos y tienen 2 curiosas cabezas, lo que nos recuerda, irremediablemente, a los flamencos que se convirtieron en inesperados palos de crockett en el cuento. 

Alice´s Shop
.- Justo enfrente de Christ Church nos encontramos con una pequeña tienda hoy llamada ALICE´S SHOP. Esta es la tienda donde Alice y sus hermanas compraban dulces y que en la continuación del cuento queda bajo el nombre de OLD SHEEP SHOP.

.- Por otro lado, y cambiando de escenario, entrar en el UNIVERSITY MUSEUM supone encontrarse con reproducciones magníficas de extraños animales. Carroll se inspiró en uno de estos animales para crear a su mítico DODO.

.-¿¿A quién representaba el Conejo Blanco y, lo que es más curioso, por qué siempre llegaba tarde??  El Conejo Blanco representaba al deán de Christ Church, el atareado padre de las 3 pequeñas amigas de Lewis Carroll que siempre, con prisas, recorría todo el edificio buscando solucionar asuntos concernientes a su trabajo.
La cuestión de por qué siempre el conejo llegaba tarde es curiosa. Antes de que se estandarizara el sistema horario en Inglaterra debido a la extensión de la red ferroviaria y la necesidad de una medida del tiempo común, cada región contaba su horas distanciándose minutos atrás, o adelante, respecto a su distancia con el meridiano de Greenwich. Así, desde la catedral de Christ Church siempre se llamaba a los fieles cinco minutos pasados de en punto. Este descontrol horario fue tomado por Carroll para dibujar a su preocupado conejo que, por supuesto, siempre temía llegar tarde porque su reloj estaba adelantado 5 minutos.

Una réplica de un dodo del University Museum (Oxford) y su dibujo animado en "Alicia en el..."
.- Por último, y aunque nos alejemos algo de Oxford, es preciso destacar que el curioso personaje de la Reina de Corazones bien pudo estar inspirado en Enrique VIII, cuyo retrato Lewis Carroll observaba todos los días mientras comía en el college. No nos debe extrañar esta asociación ya que una de las cosas que más llamó la atención del monarca Tudor fue la condena a dos de sus esposas a ser decapitadas… decapitaciones con las que la Reina del País de las Maravillas amenazaba a todo aquel al que osaba llevarle la contraria.

A la izquierda, Enrique VIII. A su lado, la temida Reina de Corazones.

Retrato de la pequeña Alice Liddell
Pasado un tiempo, y según cuentan muchos, Lewis Carroll comenzó a albergar esperanzas de casarse con la que había sido la musa de su obra maestra: Alice Liddell. Esta intención escandalizó tanto a su familia que acabaron marchándose de Oxford, ante la profunda tristeza del matemático.

Sea como fuere, Carroll consiguió con su obra plasmar las pesadillas de un niño atrapado en un mundo de mayores, y convertirlas en situaciones irrisorias de fácil solución. Su obra conquistó, y sigue conquistando tanto a pintores –que no se resisten a hacer su particular retrato del País de las Maravillas-, a psicólogos –que se afanan por buscar el trasfondo de las locuras de la historia-, críticos e, incluso, cineastas. En la época de Carroll, también la reina Victoria I se vio atraída por la creación y, tras leerla, le pidió encarecidamente al autor que le enviara un ejemplar del siguiente libro que escribiera… pero éste ya no escondía ninguna “maravilla”: su musa se había marchado y con ella las inspiraciones del autor que se centró, a partir de ese momento, en tener a las Matemáticas como punto central de sus estudios y dejar la fantasía como cosa del pasado.

Comedor de Christ Church College. En la pared del fondo, el retrato central corresponde a Enrique VIII.
A los lados, dos chimeneas.
_ _

[1] Este seudónimo lo adoptó basándose en su verdadero nombre: CHARLES (en latín CAROLUS, que acabó transformando en CARROLL) LUTWIDGE (el apellido de soltera de su madre, en alemán LUGWIG, y en inglés LEWIS) DODGSON.

[2] El libro se publicó en 1865, teniendo una continuación seis años más tarde -A través del Espejo- que no llegó a tener tanta fama.

[3] Carroll escribió numerosos libros tanto de matemáticas -la ciencia en la que era especialista-, como de literatura infantil, un campo en el que se sentía especialmente cómodo teniendo en cuenta que su timidez le llevó en muchas ocasiones a sentirse como un extraño en el mundo de los adultos (a esto se debe sumar que era tartamudo y zurdo, algo que provocaba el rechazo en los años que le tocó vivir).

- -
Fuentes:

34 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Buen regreso de Oxford, nos has dejado en el mundo de las maravillas, me has hecho pasar un buen rato de buenos recuerdos.
Saludos y feliz semana

Katy dijo...

Obra traducida a numeros idiomas, a estas alturas sigue siendo un best seller. Y hace poco vi el último estreno que por cierto obtuvo 2 Oscars
Un post de cuento.
Un abrazo

C.G. Aparicio dijo...

@ Mari-Pi-R:

Me alegro que te haya gustado el post y te haya hecho pasar un agradable momento.

¡Gracias por tu comentario!

Un saludo!

C.G. Aparicio dijo...

@ Katy:

Es cierto que la fama que ha llegado a adquirir la obra de Lewis Carroll es enorme. Ni él imaginaría que despertaría tanto entusiasmo entre un público de lo más variopinto.
Yo la versión de Tim Burton todavía no la he visto, pero desde luego la de DISNEY me dejó fascinada.

Me alegro que te haya gustado el post.

Un saludo!

Nuestro Garito dijo...

Una historia llena de luces, sombras y originalidad la de este matemático y escritor. Oxford tiene que ser digno de conocer.

Saludos, compañera.

C.G. Aparicio dijo...

Lewis Carroll es un personaje curioso, sin duda.
Mucho se ha dicho de él, tanto bueno, como malo (no todos veían con buenos ojos su amistad con unas inocentes niñas).

Oxford es una ciudad maravillosa, invadida por el gótico. Ahora entiendo por qué se atrevieron a calificarla como la "ciudad de las agujas de ensueño".

Gracias por tu comentario.

Un saludo!

profedegriego dijo...

Bienvenida, C.G. Aparicio, de nuevo, y estupenda entrada en estos días de vuelta al cole.
Mil saludos.

C.G. Aparicio dijo...

Cortas se han hecho las vacaciones..., :D

Me alegro que te haya gustado la entrada.

Gracias por el recibimiento.

Un saludo!

Carolina dijo...

Bienvenida de vuelta, CG!
Me alegra verte.
Volviste con una historia muy interesante y hermosa, la disfrute de principio a fin.
Abrazos.

C.G. Aparicio dijo...

¡Hola Carolina!

Ya estoy de vuelta, ¡¡se han pasado volando las vacaciones!!

Me alegra leer que te haya gustado este post. Estando en Oxford me topé con una historia sobre ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS que desconocía y me pareció interesante trasmitirla en este blog.

¡Gracias por tu comentario!

Un saludo!

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Una obra enigmática sin duda. Un saludo.

C.G. Aparicio dijo...

Muy enigmática. Mucho más de lo que se piensa, y es que tras la fachada de cuento infantil se esconde una lectura crítica muy profunda. Sin olvidar, desde luego, su posible interpretación como un enorme problema matemático de lógica.

Muchas gracias por tu comentario.

Un saludo!

blasblog dijo...

muy interesante e informado tu blog
Felicitaciones
un saludo
Blas

C.G. Aparicio dijo...

Gracias por tus palabras, Blas.
Es un placer que mi blog te resulte interesante.

Un saludoQ

CarmenBéjar dijo...

Quizás esa vertiente literaria de Carroll que alumbró el cuento de Alicia hubiese sido el vehículo perfecto para darse a conocer, porque ¿alguien conoce al matemático Carroll? Me temo que no.
Saludos

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

Sobre Oxford: Perder y ganar, de JH Newman. Es un libro elegante.

Saludos GC. Aparicio

Mariac dijo...

A veces la casualidad y la imaginacion pueden hacer maravillas, eh aqui la prueba, Alicia en el pais de las maravillas, ha hecho soñar a muchos niños.
Un saludo

Manuel dijo...

Hola CG:

Espero que las vacaciones hayan sido gratificantes.

He leído ambos libros. A través del espejo de hecho tuvo una versión americana para la TV.

Saludos

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Un análisis muy interesante de la obra de Carroll. Me ha descubierto cosas que no conocía.
Bienvenida de nuevo.
Saludos!

C.G. Aparicio dijo...

@ CarmenBéjar:

Es cierto. Pocas personas conocen al "matemático" Carroll. Al parecer, su pluma enfocaba mejor la ficción que la ciencia y supo aprovecharse de ello, aunque creo que cuando escribía no pudo imaginar cuán famosa sería la obra en la que su musa era la protagonista.

Un saludo, y gracias por pasar por aquí, Carmen.

C.G. Aparicio dijo...

@ Retablo de la Vida Antigua:

¡¡Apuntado queda!!

Yo cuando estuve por allí no me pude resistir a comprar alguno de COLIN DEXTER, cuyo escenario de fondo es, igualmente, oxoniense.

Gracias por tu comentario.

Un saludo!

C.G. Aparicio dijo...

@ Mariac:

Ha hecho soñar a muchos niños... y ¡¡también a mayores!!. Creo que la imaginación de Carroll tiene un huequecito en la memoria de casi todos.

Un saludo, y ¡gracias por tu comentario!

C.G. Aparicio dijo...

@ Manuel:

No sabía que la "segunda parte" de "Alicia..." hubiera tenido una versión para TV en Ámérica. Estará interesante echarla un vistacillo.

Y sí, las vacaciones han sido agradables. Han servido para descansar y para aprender... una combinación que yo creo que es la perfecta, :D

Un saludo!

C.G. Aparicio dijo...

@ Lorenzo:

Me alegra que hayas aprendido cosas nuevas al leer esta entrada. Al fin y al cabo ese es el objetivo, :D
Yo cuando estuve en Oxford y empecé a descubrir la ciudad también me quedé maravillada de estas cosas que he querido plasmar en el blog.

¡Gracias por la bienvenida!

Un saludo!

ATENEA dijo...

Muy interesantes las cosas que nos cuentas. Carrol como matemático es un auténtico desconocido.
Me alegro de haber pasado por aquí.
Gracias por compartir tan excelente trabajo.
Un abrazo.

C.G. Aparicio dijo...

Es un placer que la gente que visita este blog aprenda cosas nuevas.
Muchas gracias por tus palabras y...¡¡bienvenida!!

Un saludo!!

Uriel dijo...

Es bueno tenerte de vuelta C.G. Y parece que la visita a Oxoford a sido mas que productiva!!
Cada vez que leo el trasfondo de alguna historia tan magna como esta realmente quedo asombrado. Que algo que parezca tan simple sea en realidad tan profundo en tantos sentidos me deja pasmado. Incluso he llegado a preguntarme muchas veces si o se trata de una mera coincidencia que los autores no han planeado.
Como sea... gran entrada, como siempre que paso por aquí he aprendido algo nuevo. Es bueno volverte a leer.
Un Saludo.
Uriel

C.G. Aparicio dijo...

Muchas gracias Uriel.
Me alegra que te haya gustado la entrada. Estoy de acuerdo contigo en que muchas veces parece que esas coincidencias que mostramos en la actualidad quizás nada tengan que ver con el pasado y el pensamiento del escritor del que nos separan tantos años. Sin embargo, en este caso, las coincidencias están basadas en los escenarios reales de Oxford, te lo puedo asegurar. Ya me dediqué en Oxford a investigarlas y comprobar, yo misma, su veracidad, :D

Gracias por pasarte por aquí y por disfrutar tanto con lo que escribo. Es un verdadero honor.

Un saludo!

La Dame Masquée dijo...

Madame, la próxima vez que visite Oxford lo veré todo con ojos nuevos, a la luz de uno de mis cuentos favoritos sin ninguna duda. Lástima que finalmente Carroll haya optado por las matemáticas, abandonando su desbordante fantasía!

Buenas noches

Bisous

C.G. Aparicio dijo...

No dudo que en su próxima visita vea la ciudad con ojos nuevos, atendiendo a todos los detalles que antes se habían pasado por alto.

Gracias por su comentario, madame, y buenas noches para usted también.

PACO HIDALGO dijo...

Excelente y documentado post; con su parte de historia, pero todo impregnado de la magia de Alicia. Saludos cordiales.

C.G. Aparicio dijo...

Un placer que hayas disfrutado leyéndolo.

Un saludo, y gracias por pasar por aquí, Paco.

Bea Lozano dijo...

No tenía ni idea del porqué de tan alocada historia! La semejanza de la reina con Enrique VIII me ha parecido curiosísima.
La verdad es que no he leído el libro, pero la adaptación animada de Disney me encanta y me alegro de que también te gustara. Una entrada genial!
Un abrazo!

C.G. Aparicio dijo...

¿Son curiosos estos parecidos con la realidad, verdad? Me alegra que te hayan gustado y sorprendido, como me sorprendieron a mí cuando los descubrí.
Y por supuesto que me encantó la película de Disney, ¡¡gracias por recomendármela!!

Un abrazo muy fuerte, y ¡¡gracias por tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...