*[Mis curiosos]*

Aaachiiisss… ¡¡JESÚS!!

-
Es costumbre, en muchos países, contestar con un efusivo “¡Jesús!” a alguien que estornuda a nuestro alrededor ¿cuál es el origen de este acto? ¿por qué se dice cuando se estornuda y no cuando se tose, por ejemplo?
Cientos de años atrás, egipcios, griegos y romanos creían que los estornudos eran una advertencia divina y les atribuyeron, según las circunstancias en las que se producían, buenos o malos agüeros. Los griegos espetaban al que estornudaba con un enérgico “¡vivid!”; los romanos lo arreglaban con un “¡salve!” o “¡qué Júpiter te conserve!”, siendo todas estas expresiones un símbolo para alejar la mala suerte.
Nuestro “¡Jesús!” no llegaría hasta tiempo después, hacia el 591, bajo el pontificado de Gregorio I, en un momento en que en Roma se propagó una terrible epidemia [1]. Los enfermos de esta peste fallecían al estornudar, por lo que se tomó la costumbre de que cada vez que alguien lo hacía se dijera “¡Dios te bendiga!”, para intentar que el poder divino protegiera al desgraciado del peligro [2]. Esta expresión, con el tiempo, se simplificó en “¡salud!” o “¡Jesús!” [3].
También es interesante destacar la creencia medieval que afirmaba que, al estornudar, el alma podía escapar del cuerpo y estar a merced del diablo, lo que se solucionaba al pronunciar estas acertadas palabras.

En cuanto al origen del vocablo, se dice que ESTORNUDO proviene del verbo latino STERNUO, STERNUIS, compuesto por el sonido que resulta al estornudar, y que sería la síntesis de exprimir con fuerza las letras S, T, R.
-
[1] El árabe Avicena, aunque también sitúa el origen de la expresión en el s.VI, cambia el lugar de su creación: sería en África, también por una terrible epidemia, pero de viruela, cuando surgiría. Por tanto, para él, hubiesen sido los árabes los que propagaron la tradición.
[2] Vemos cómo los cristianos, convirtieron una locución que para ellos tenía connotaciones paganas (“¡qué Júpiter te conserve”) cambiando el nombre por el de su dios.
[3] Los países de habla inglesa todavía siguen manteniendo el “¡Dios te bendiga!”
(“God bless you!”)
-
Fuentes:
*IRIBARREN, J.Mª, El porqué de los dichos, Pamplona, 1995.
*Salud&Remedios.com
-

10 comentarios:

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

No lo sabía. Me ha gustado saberlo. Me está gustando venir por aquí a aprender los porqués históricos de las pequeñas cosas. Un saludo.

C.G. Aparicio dijo...

Me alegra que te haya gustado.
Siempre serás bienvenido en este rinconcito cultural.

Gracias por tu comentario.

Un saludo!

Carolina dijo...

Hola C.G., interesante este origen, ni siquiera sabia que se dijera "jesus", yo solo conocia el "salud".
y ahora te digo: Saludos! :)

C.G. Aparicio dijo...

Hola Carolina, pues sí, originariamente se decía "¡Jesús!", pero ahora es más común el "¡salud!", por lo menos por aquí.

Un saludo, y ¡bienvenida a este blog!

Noelia dijo...

Muy interesante, algo había oído de que en la edad media creían que se te escapaba el alma al estornudar, pero me he enterado de muchas cosas que no sabía.

Un abrazo ;)

C.G. Aparicio dijo...

Daría para mucho el hablar sobre todo lo que se ha creído a lo largo de los siglos, y en diferentes culturas, relativo al significado de los estornudos. Sería como para escribir un libro..., :D.

Gracias por tu comentario, Noelia.

Mannelig dijo...

¿Eh? ¿Un blog de Historia y yo me lo estaba perdiendo? Hasta ahí podía llegar la broma; me encanta la Historia, amo la Historia, ¡viva la Historia! Hala, a leérmelo de arriba abajo.

C.G. Aparicio dijo...

Me alegra verte tan entusiasmado, Manneling,:D. Y si te gusta la Historia, aquí tienes un rinconcito donde poder curiosear, y donde siempre serás bienvenido.

Un saludo!

La Historioteca dijo...

Muy intersante. Yo sí sabía el origen de la expresión ¡Jesús! Casi todo lo que tiene que ver con nuestras prácticas culturales está ligado de alguna manera a la religión.
Un abrazo.
Ya ves que de vez en cuandpo seguimos pasando por aquí.

C.G. Aparicio dijo...

Tienes toda la razón, la religión está más presente de lo que nosotros imaginamos en nuestra vida cotidiana y es que debemos recordar que hubo momentos en la Historia, la mayor parte de ellos, en los que su papel en la sociedad era vital.

Gracias por el comentario.

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...