*[Mis curiosos]*

De tapas con...¡¡Alfonso X!!

-
Alfonso X, "El Sabio"
Cuenta la tradición que el “sabio” rey de Castilla, Alfonso X (s.XIII), estando postrado en su cama a causa de una enfermedad, recibió la visita de su galeno que le recomendó tomar, entre horas, porciones de comida acompañadas de pequeños sorbos de vino. Su estado de salud no tardó en mejorar, lo que llevó al monarca castellano a disponer que en todos los mesones de su reino no se sirviera vaso de vino si no era acompañado por algo de comida que, además de mejorar la salud, resultaba beneficioso para evitar que el alcohol subiera a la cabeza demasiado rápido, sobre todo en los cocheros de diligencias, carreteros o postillones, que asiduos a tomar vino de la peor clase en las Ventas que frecuentaban por el camino,  acababan tan ebrios que terminaban causando más de un destrozo a su paso.
 
 
-
Así, no se tardó en obedecer la disposición real, poniendo, a partir de ese momento, sobre la boca del vaso de alcohol servido, un trozo de pan acompañado, por lo general, de una loncha de jamón o queso, que evitaba, también, que algún “huésped volador” se introdujera en el recipiente. Esta “tapa” que cerraba el vaso fue tan bien recibida que no tardó en popularizarse [1]
 
 
Ni el paso de los siglos ha hecho que los españoles nos resistamos a prescindir de este delicioso aperitivo, aunque ahora el acompañamiento varía mucho: desde fiambres hasta pequeñas porciones de platos tradicionales nos pueden servir para “picotear” en esas horas previas a la comida, donde el hambre comienza a hacer acto de presencia.
-
[1] Otra versión, más moderna, cuenta que estando Alfonso XIII en el Ventorrillo del Chato (Cádiz) se levantó tanto aire que el camarero, temiendo que la copa de Jerez que el rey estaba tomando se llenase de la cercana arena de la playa, puso encima de ésta una loncha de jamón. Al preguntar el monarca al mesero por qué había hecho eso, el pobre trabajador contestó que lo único que pretendía era poner una “tapa” para que el líquido no se ensuciara. Al rey le gustó tanto la idea que pidió que se sirviera otra ronda pero con “otra tapa igual”. Así sería como se generalizaría la costumbre.  
-
Bibliografía:


-

43 comentarios:

CarmenBéjar dijo...

¡Qué curioso! En Béjar son tipiquísimas estas tapas y además muy baratas. Si te digo que una cervecita y una tapa cuestan aquí 1,80 no te lo creerías, porque en general cobran 3 euros por tapa al margen de la consumición. Creo que esta costumbre de comer un pinchito de tortilla con un vaso de vino proviene del antiguo pasado industrial, cuando los obreros iban a las tascas a descansar de sus largas jornadas de trabajo.
Por cierto, en "Un país para comérselo" le atribuyeron esta misma anécdota a Fernando VII.
Besos

C.G. Aparicio dijo...

¡¡Qué baratas que son por allí las tapas!! ¡Por aquí, por Madrid, eso no cuesta ni una cerveza sola!

Esto que me cuentas de Fernando VII ya me lo comentó un amigo cuando le hablé sobre la creación de esta entrada, pero lo cierto es que no he encontrado ningún sitio, salvo este programa que citas, donde se asocie la anécdota de Alfonso XIII con Fernando VII. No sé de dónde habrán sacado la información.

Un abrazo, Carmen y ¡¡disfruta de esas tapitas!!

Cayetano dijo...

Yo conocía más la versión de Alfonso XIII acerca del noble arte de las "tapas". Creo que está más generalizada que la otra. De todas formas es difícil dar con el origen exacto. Lo que sí parece claro es que la denominación viene del acto de tapar la boca del vaso con algo de fiambre.
Un saludo.

C.G. Aparicio dijo...

Tienes razón, Cayetano, es complejo dar con el verdadero origen de esta tradición. En lo que sí coinciden todas las historias es que la boca del vaso quedaba tapada.

Un saludo!

Mari-Pi-R dijo...

Hoy me entero de donde viene la costumbre de la tapa.
A partir de hoy en Béjar van a subir el precio de la tapa, ya que es difícil encontrar un café por este precio.
Un abrazo

C.G. Aparicio dijo...

"No te acostarás sin saber una cosa más", dice el refrán..., :D

Es una advertencia para Béjar: como sigan con esos precios tan baratos vamos a tener que acabar yendo a aprovecharnos de ese tapeo tan económico y a disfrutar, ya de paso, de su maravilloso paisaje...

Un saludo!

Cayetano dijo...

En algunos lugares de España te cobran la tapa aparte. En Granada te la ponen gratis con la bebida, con lo que si te tomas tres cervezas o tres vinos ya has cenado. La tapa puede ser un pincho moruno, cazón en adobo o un montadito de lomo al roquefort. Las ciudades con muchos universitarios, como Granada o Salamanca, suelen ofertar buenas cosas a bajo precio para captar clientela segura. ¡Me está entrando hambre solo de hablar del tema!
Un saludo.

C.G. Aparicio dijo...

¡¡Es cierto!! Me acuerdo que el año que fui a Granada, con una consumición que tomaras ya tenías para cenar. Estábamos sorprendidos de que nos pusieran croquetas, empanadillas, sardinitas... para acompañar la bebida porque en Madrid lo más que te ponen son 4 panchitos y 3 patatas fritas...

Un saludo!

profedegriego dijo...

Mucha razón tenía el Sabio Rey, querida C.G. Aparicio, cuando dispuso, como nos cuentas, que no se sirviese en los figones del reino vino sin comida para evitar que rápidamente los clientes resultasen seriamente perjudicados; pues bien sabían esto ya los romanos, quienes mezclaban al principio de la cena agua con el vino (muchas veces el propio anfitrión marcaba la proporción de ambas), con el fin de restarle graduación alcohólica en los primeros platos. Tras la ingesta de los sucesivos alimentos servidos se incrementaba el vino y se disminuía el agua para acabar sólo al final de la cena tomando vino puro; de esta manera, con el estómago lleno, el efecto del vino ya no era tan pernicioso.
La mesa romana comenzaba con la "gustatio", lo que hoy llamaríamos unos entremeses o aperitivos, ligeros pero muy sabrosones, para ir abriendo boca, regados con "mulsum". Mucho se discute sobre la composición de esta bebida, para unos vino fermentado mezclado con miel (en una proporción de cuatro a uno), para otros un vino procedente de la primera presión, lo que haría de él un vino joven ligero o incluso un mosto. Lo que no hay duda es que debía de tratarse de una bebida fina y delicada al paladar, como su propio nombre indica, puesto que "mulsum" procede del verbo "mulcere" que significa "acariciar, rozar suavemente".
Del gusto pompeyano por los establecimientos de comidas y bebidas calientes,las "popinae", para comer allí mismo o para llevar, supongo que proceden nuestros modernas " taperías", "vinotecas" o "snacks". Ah, como decía la canción,"bares, que lugares tan gratos para conversar..."
Mil saludos, C.G. Aparicio.

C.G. Aparicio dijo...

¡¡Qué paso por la Antigua Roma nos has hecho!! Si ya me estaba imaginando en el triclinium, tranquilamente recostada saboreando los mejores manjares...

Tienes razón, puede que el origen de lo que hoy conocemos como "bar", aunque con claras distancias, esté en estas antiguas "popinae"... ¡¡y los creemos tan modernos!!

Un saludo, amiga, y gracias por deleitarnos, una vez más, con tu gran saber sobre el Mundo Antiguo.

Manuel dijo...

Desconocía la historia, pero siempre me ha agradado la tapa que acompaña incluso a veces hasta a la bebida refrescante (vamos, la coca cola).

Ayer fui con mi esposa y mis niños a la plaza del pueblo. Clara con tapa: 1,85 €. PERO si es con coca cola: 2,00 €...

Saludos

C.G. Aparicio dijo...

La diferencia será por la jerarquía de las bebidas... el consumismo manda, :D
Aún así, no se debió dar mal el aperitivo si la tapa fue buena, y no unos simples panchitos...

Un saludo, Manuel!

PACO HIDALGO dijo...

Curioso lo de la tapa de Alfonso X, pero ¿no será leyenda urbana o leyenda histórica? En fin, cosas del pasado. Saludos.

C.G. Aparicio dijo...

Puede ser una leyenda histórica, no te lo discuto. De hecho, más arriba, varias personas apuntaban que habían escuchado la misma anécdota con otro protagonista diferente. Además, en el mismo post, yo indico que su creación también se le atribuye a Alfonso XIII, aunque el escenario cambie.
Aún así, la mayoría de las fuentes apuntan a Alfonso X como su verdadero creador.

Un saludo!

Simonetta Vespucci dijo...

Un blog muy interesante!Gracias por comentar en el rincón de mis estatuas,donde también está,como mo,mi querido Doncel de Sigüenza.
Un saludo afectuoso.

Simonetta Vespucci dijo...

Ah,y que la Diosa de Ojos Glaucos,la Sabia y Hermosa Atenea te sea siempre propicia..:)

C.G. Aparicio dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Simonetta. Aquí tienes un huequecito donde descubrir curiosidades de la Historia y donde siempre serás bien recibida.

¡¡Bienvenida!!

Carolina dijo...

Pero que deliciosa anecdota, es muy interesante. Aca, en Argentina, a ese aperitivo se lo llama "picada" y puede tener cualquier cantidad de platillos, aunque no se le pone la tapita. Hmmm, esta entrada me dio un hambre..! jeje. =)
Besos.

C.G. Aparicio dijo...

Aquí tampoco se le pone una tapa al vaso, la porción de comida se sirve en un plato independiente, lo que pasa es que he puesto esa fotografía en la entrada porque ilustra muy bien el origen de la costumbre, :D

¡Me alegro que te haya gustado la curiosidad!

un abrazo!

David Parra dijo...

Por lo estudiado y viendo las nobbles tradiciones españolas, me acerco más a la leyenda historica y popular de que fuese de la epoca de Alfonso X, o puede que algo ya inventado por los romanos porque se sabe del refrigerio que se daba a los mensajes y porque bueno seamos claros que espanol no sabe que el vino mejor entra con algo para picar jaja.
En fin, sigo comentando que las mejores tradiciones populares son aquellas nacidas de hechos muy mundanos, y que como comentan en Granada como en mi pueblo que esta a escaos 10 km de la ciudad las tapas son muy baratas, como en muchas zonas de Andalucia, una tradicion que en Madrid se ha perdido. Aunque bueno les recomiendo el "Anciano rey de los vinos" una castiza taberna en frente de la Catedral de la Almudena donde podran degustar un chato de vino dulce con una tapita.

Un fuerte saludo para los foreros y para la bloggera

Miguel de la T.P. dijo...

, No encuentro palabras para describir la belleza de tus frases.En Jaén se tapea de escandalo pero con tan noble caballero nunca, es broma. Sólo me queda decirte que enhorabuena- felicidades y gracias por compartir tu sabiduría, es un placer enorme pasar por tu casa.
Desde un abrazo y feliz día

HansHelm dijo...

Un gran invento sí señor. Yo también estoy pensando en ir a Béjar a aprovecharme. Sobre lo que ha aparecido por ahí de Granada es verdad que hay sitios con mejores tradiciones de tapas que otros. En Málaga por ejemplo, y pese al turismo, las tapas se pagan aparte y al final terminan resultando más caras que comer en plan "bien"...

C.G. Aparicio dijo...

@ David Parra:

Es cierto, en Andalucía la costumbre de las tapas está más extendida.
No conocía ese sitio de Madrid que comentas, pero no tiene mala pinta, y el escenario donde se enmarca es más que ameno. Habrá que ir algún día, que nos pilla cerquita, ¿no?

Un saludo y ¡¡gracias por tu comentario!!

C.G. Aparicio dijo...

@ Miguel de la T.P:

Gracias por tus palabras. Me alegra que te guste este sitio, sabes que estás invitado a pasar por aquí cuando quieras. No servimos tapas, pero sí curiosidades de lo más variopinto...

¡¡Bienvenido!!

C.G. Aparicio dijo...

@ HansHelm:

Es cierto, hay sitios en los que se puede comer de tapas, pero al final te acaba costando más que una comida ordinaria, aunque lo bueno que tiene es que puedes probar todas las variedades de platos típicos de la zona. Recuerdo que en mi visita a Sevilla, comíamos a base de tapas y pudimos saborear la mejor cocina de Andalucía.

Un saludo, y ¡¡gracias por tu visita!!

ATENEA dijo...

Me gusta más la versión de Alfonso XIII. Aunque se trate de una leyenda creo que se acerca más al origen de la palabra tapa como aperitivo.
Muy interesante esta entrada, me gusta pasar por aquí porque siempre aprendo algo.
Un abrazo!!!

C.G. Aparicio dijo...

Ay... ¡¡pues a mí me convence más la de Alfonso X!! Pero bueno, ahí están las 2 versiones y de momento no podemos decir con seguridad cual es la verdadera, osea que podemos elegir.

Me alegra que cuando pases por aquí encuentres cosas de tu agrado.

Un abrazo, Atenea!!

Uriel dijo...

Gran entrada, y muy interesante. Desconocía la historia (y si me permiten pecar de humilde, también las famosas tapas, aunque las había sentido nombrar).
Cualquiera de las dos versiones es muy bonita, pero me gusto un poco más la historia de Alfonso XIII, aunque lo más probable es que la cierta sea la de Alfonso X, por ser anterior.
Y como le dijiste a Mari-Pi-R: "No te acostarás sin saber una cosa más". Yo también aprendí algo nuevo hoy.
Saludos.
Uriel

Pedro de Mingo dijo...

Alfonso X hizo honor a su apelativo hasta en lo de las tapas :-)) Fuera el Alfonso que fuera o el Fernando que fuese, lo cierto es que es una costumbre muy española y que en muchas regiones es bastante habitual salir a cenar o a comer los fines de semana a base de tapeo.
Yo recuerdo que cuando estuve en Granada, con unos cuantos vinitos cenabas gratis, lo mismo que en el Barrio Húmedo de León, con lo que es una costumbre difundida por todo nuestro territorio

Que información tan curiosa nos ha mostrado hoy usted, muchas gracias :-))

Un saludo.

C.G. Aparicio dijo...

@ Uriel:

Pues si algún día vienes por España, no dudes en "ir de tapas", es una de las mejores maneras de conocer la gastronomía de este país.

Me alegro que hayas aprendido una cosa nueva. No te repito la fase, pero ya sabes..., :D

Un saludo!!

C.G. Aparicio dijo...

@ Pedro de Mingo:

Es cierto, sobre todo en las noches de verano, el tapeo es lo que más se lleva.

Las gracias te las doy yo a tí, Pedro, por pasar por aquí.

Un saludo!

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Sea cual sea el origen, hay que reconocer que los españoles nos las pintamos solos para hacer los mejores inventos para disfrutar de la vida. A mí las tapas me gustan, no sólo como aperitivo. Una comida entera a base de picoteo es una delicia. Un abrazo.

mariac dijo...

Pues si que tuvo una buena idea el galeno, en algunas ciudades como Granada siempre la cerveza y el vino va acompañado de una buena tapa, con tres casi has comido, en otras como Malaga hay que pagarlas.
Un abrazo

C.G. Aparicio dijo...

@ desdelaterraza:

Tienes toda la razón, y si no que se lo pregunten, no sólo al que ha probado el placer de "ir de tapas", sino al que ha disfrutado luego de una agradable "siesta"..., :D

Un abrazo!

C.G. Aparicio dijo...

@ Mariac:

En Málaga no te puedo decir, pero en Granada tuve el gusto de descubrir que era cierto lo que decían de comer a base de las tapas que ponen con la bebida.

Un saludo!

profedegriego dijo...

Querida C.G. Aparicio, como mi anterior comentario era más de género histórico-gastronómico, incluyo ahora uno de cariz diríamos en gallego "máis enxebre", más castizo.
Bien es conocido el gusto de los gallegos por el buen comer (nosotros mismos decimos que sólo nos reunimos... para comer) y las excelentes materias primas que esta tierra nos proporciona; cualquiera que nos visita se lleva un placentero recuerdo en el paladar de nuestras empanadas (yo adoro la de bacalao con pasas y la de zamburiñas en particular), nuestro pulpo " á feira" o "á mugardesa" (típico de la localidad de Mugardos, en A Coruña) o nuestros mariscos ( mención especial para las nécoras o los percebes, que son un bocado de mar, en especial los de Cedeira, localidad que yo tengo tan próxima, albricias!), nuestra ternera, nuestro lacón con grelos y así en lista interminable.
Y aquí nada de tapas, sino raciones, que la cantidad debe acompañar a la calidad y no habrá dueño o dueña de mesón en Galicia que deje a un cliente con el estómago poco saciado bajo pena de excomunión; y todo ello regado con los vinos de la tierra, desde el humilde pero sabroso Ribeiro a los afamados Alvariños, pasando por La Ribeira Sacra, El Rosal o Valdeorras, y muchos más que me dejo en el teclado. Y aunque he citado al Ribeiro con humildad, no hay que olvidar que el propio Cervantes ya lo ensalzaba y en el s.XVII se vendía por toda Europa exportado desde el puerto fluvial de Pontevedra, quien le debía su pujanza económica reflejada en la hermosísima Iglesi de Sta. María la Mayor, "la perla del arte gallego, sufragada por la aportación del Gremio de Mareantes do Corpo Santo y por ello levantada en su barrio, A Moureira, próximo al puerto.
Espero, C.G. Aparicio, que sepas disculpar mi extensión de hoy y que, al menos, sea una invitación a todos vosotros a visitar estas tierras.
Mil "galegos saúdos" con aroma a mar.

C.G. Aparicio dijo...

... si es que estábamos hablando mucho de Andalucía, y ha tenido que llegar una gallega a reivindicar lo suyo, :D
No podemos menospreciar la comida de tu tierra. Recuerdo que cuando estuve por allí me puse hasta arriba de empanadas zamburiñas... ¡¡con lo que me gustaban y ya ni me acordaba de ellas!! Hubo una temporada en que en las Ferias Alimentarias que hacen por mi comarca siempre iba en su busca y captura... ¡¡y qué decir de ese pulpito!! Ay... cuantas raciones habré pedido en esos atardeceres que pasé en el bello Combarro.

Pero, has de reconocer, que si todos estos manjares gallegos los convertimos en tapitas, nos saldría una aperitivo pero bien bueno, ¿no crees?

Un abrazo!

profedegriego dijo...

Queridos C.G. Aparicio y Dlt, desde hoy "habemus blog"; espero no defraudar vuestras expectativas.
Mil saludos.

C.G. Aparicio dijo...

¿¿¿HABEMUS BLOG??? Ahora mismo me voy para allá... ¡¡no me lo pierdo!!

Te deseo mucha, mucha suerte, aunque no creo que la necesites, ¡¡te auguro un éxito seguro!!

Un saludo!

noe dijo...

He conocido tu blog a través de Katy (pasitos cortos) y se lo agradezco porque me parece muy interesante.
Había escuchado algo acerca de las tapas y Alfonso X, pero no recordaba exactamente qué era.
Si es cierta esta leyenda, sin duda es un "ritual" antiguo de los mejores que hemos conservado.

Saludos

C.G. Aparicio dijo...

Sin duda, una de las mejores costumbres que hemos podido conservar..., :D

Gracias Noe, por tu visita a este blog, me alegra que te haya parecido un sitio interesante.

¡¡Bienvenida!!

alejandra dijo...

Genial entrada!!! Sin duda alguna toda una curiosidad lo delas tapas! jeje

C.G. Aparicio dijo...

¡¡Me alegra que te haya gustado la entrada, Alejandra!! Sin duda, no se puede negar lo original del surgimiento de esta tradición tan española.

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...