*[Mis curiosos]*

"Noche toledana"

-
La conocida expresión “pasar una noche toledana”, que quiere enunciar el malestar nocturno provocado por la falta de sueño o alguna dolencia, tiene un curioso origen que nos remonta a la plenitud del Emirato de Córdoba.

Hacia el 807 (otras fuentes nos indican que en 797), siendo el dueño de los destinos del Emirato Cordobés el omeya Al-Hakam I, muchas fueron las revueltas que tuvieron lugar en el territorio peninsular contra el poder central debido a cuestiones políticas, sociales y económicas, que ocasionaban desigualdad en los campos del poder, las oportunidades sociales y la riqueza [1].
Sin embargo, una destaca sobre las demás: la sublevación toledana.
La responsable de que comenzara la revuelta fue la aristocracia muladí que, harta de la creciente presión fiscal, así como de los continuos conflictos con los musulmanes, decidió convencer al resto de la población que recientemente se había convertido al Islam para comenzar una rebelión que reivindicara mejores condiciones de vida.  Al-Hakam decidió, para aliviar la situación, nombrar a un gobernador muladí, AMRUS BEN YUSUF. Una de las primeras medidas que éste tomó, adornada con un fingido odio a los omeyas, fue encaminada a la pacificación de la población: construyó, en el lugar que hoy ocupa el Alcázar, una ciudadela en la que se recluyó junto con sus funcionarios y sus tropas gubernamentales, lo que contentó a los toledanos, hartos de sufrir a diario la molesta presencia de los soldados en las calles.
Jornada del Foso, por Segrelles
Aprovechando el paso de las tropas del heredero cordobés, Abd-al-Rahman II, por Toledo, dirección a Zaragoza, el gobernador de la “ciudad de las tres culturas” decidió organizar un convite de recepción para tan insigne séquito. Además, se quiso que toda la aristocracia muladí no faltara al evento ya que se pretendía que la comida, además, fuera una especie de “banquete de reconciliación” con ellos.
Sin embargo, en la cabeza de Amrus otros planes eran los que rondaban y es que lo que los insignes personajes no sabían es que sus levantamientos les iban a salir muy caros: esa noche había llegado el momento de la revancha del gobernador de Toledo. Amrus, ya cansado de las abundantes peticiones que continuamente los muladíes le exigían, decidió dar un castigo ejemplar a los rebeldes aprovechando una ocasión tan espléndida como la que brindaba este banquete, donde todos sus enemigos estarían reunidos. Según iban entrando en la ciudadela donde se celebraba la recepción, los desgraciados muladíes eran acuchillados, uno por uno, y tirados a un foso. Fue tan cruel la represión que se llevó a cabo con este colectivo (los números que nos dan las fuentes varían enormemente: nos podemos encontrar con cifras que van desde los 5.300 a los 700 asesinados) que quedaría grabada en las mentes de los que la vivieron de cerca durante muchos años y que pasarían a conocerla como la JORNADA DEL FOSO [2].

La polémica estaba servida: esta “noche toledana” y la evidente repercusión que tuvo por toda la Península, daría mucho que hablar.
-
[1] También fueron comunes los altercados que tuvieron como punto central los enfrentamientos entre diferentes religiones.
[2] Se dice que el sucesor de Al-Hakam, al que se le había ofrecido el banquete,  el futuro  en Abd-al-Rahman II, sintió tanto horror al presenciar esa “carnicería” que un tic nervioso, provocado por lo observado, le acompañaría el resto de sus días.
-
Bibliografía:
*MARÍN, R.: Sociedad, política y protesta popular en la España musulmana, Ed. Universidad de Costa Rica, 2006.
*RIU, M. et alii.: Historia de España II: Edad Media, Barcelona, Ed.Carrogio, 2009.
*SUÁREZ,L.: Historia de España Antigua y Media, Madrid, Ed. Rialp, 1976.
-

20 comentarios:

Raúl Ponce dijo...

Muy buen articulo!!!

Realmente es interesante todo lo que publicas! :D


Yo también tengo un blog, te invito a que te pases por él:

Blog de Historias y Curiosidades!

Mi última entrada:

Google+ (Plus) La nueva red social de Google!

Mari-Pi-R dijo...

No me extraña que Abd-al-Rahma II le cogiese un tic nervioso para el resto de su vida, con tanta violencia que hubo.
Saludos

C.G. Aparicio dijo...

@Raúl Ponce:

Me alegra que te guste el blog.
Estás invitado a participar en él cuando quieras.

Un saludo!

C.G. Aparicio dijo...

@ Mari-Pi-R:

El pobre quedó traumatizado al ver tremenda masacre, y es que a pesar de que las fuentes no se ponen de acuerdo con el número de muladíes asesinados, como bien indico en la entrada, debió ser una matanza en toda regla.

Un saludo, y gracias por tu comentario.

Bragi dijo...

La historia del emirato es la de un fuerte poder centrar que lucha con la autonomía de algunos territorios céntricos y periféricos para mantener su control sobre los mismos. Los problemas, además, se le multiplicaron a Al-Hakam. Tiempo después tendría que hacer frente a la Revuelta del Arrabal, que algunos especialistas han puesto en conexión con la introducción del malikismo en Al-Andalus.
Buen artículo!!

Un saludo!!

C.G. Aparicio dijo...

Es cierto: la Revuelta del Arrabal, no muchos años después, en Córdoba, también dio mucho de que hablar, estando, asimismo, en la línea de esta en cuanto a las reivindicaciones en contra de la presión fiscal.
Tiempos difíciles, sin duda.

Me alegro que te haya gustado el artículo, Bragi.

Un saludo!

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Eso es cortar por los sano una protesta, y quitarles las ganas a los que quedaron, si es que alguno sobrevivió. Un saludo.

HansHelm dijo...

Muy curioso como siempre C.G. Aparicio , la verdad es que ya le vale, organizar una masacre con las consecuencias que eso tendría después... es un ejemplo de que en al-Andalus también tuvieron sus más y sus menos y no fue tan idílico como a veces parece que nos quieren hacer creer.

C.G. Aparicio dijo...

@desdelaterraza:

Se quería dar un castigo ejemplar que sirviera para frenar a los que tuvieran los mismos pensamientos levantiscos que los toledanos. En parte se consiguió, pero, sin duda, a cambio de muchas vidas.

Gracias por tu comentario.

Un saludo!

C.G. Aparicio dijo...

@HansHelm:

El periodo de la dominación musulmana de la Penínisula nunca fue idílico. La exótica arquitectura y los espectaculares cuentos de Washington Irving (por poner un ejemplo entre tantos como existen) no reflejan la dureza de algunos periodos realmente difíciles, como el que se narra en el post.

Un saludo, y gracias por tu comentario.

Uriel dijo...

Valla, esa si que fue una ¡"noche toledana"! jajaja (perdón por el chiste fácil y malo;))...
Ya conocía la historia (de echo la había publicado en mi blog hace un buen tiempo), pero la has redactado de una manera maravillosa y me ha encantado recordarla.
Un Saludo.
Uriel

Katy dijo...

Muy interesante este post. A veces repetimos los refranes o frases sabiendo que tienen origen popular pero no de dónde proceden. Esta en concreto está basada en un hecho histórico que yo desconocía. No así la frase.
Un beso

C.G. Aparicio dijo...

@Uriel:

¡Qué coincidencia que ambos eligiéramos la "noche toledana" para una entrada en nuestro blog!
Me alegra que te haya gustado el post, a pesar de que tu ya sabías mucho sobre el tema, :)

Un saludo!

C.G. Aparicio dijo...

@ Katy:

¿No conocías la frase? Pues aquí tienes un "recurso histórico" para cuando la noche no haya sido muy grata..., :D

Gracias por el comentario.

Un saludo!

Carolina dijo...

Ya lo creo que fue una noche de terror. Me encanta enterarme de estos pasajes de la Historia que tan bien das a conocer.

C.G. Aparicio dijo...

A banquetes como este mejor no estar invitado...

Me alegra que te gusten las pequeñas Historias que, poco a poco, van poblando este blog.

Un saludo, y ¡gracias por tu comentario!

iglesiasoviedo dijo...

Magnifico blog y magnifica entrada, conocía muy por encima esta trágica historia, una mas de las muchas que se dan en la historia del hombre, no sabemos arreglar las cosas de otra forma.
Ha sido muy didáctica la explicación de la Noche Toledana, gracias.
Un abrazo.

C.G. Aparicio dijo...

Me alegro que te guste el blog, y por supuesto esta entrada sobre esa trágica "noche toledana"

Gracias por tu comentario.

Un saludo!

CarmenBéjar dijo...

Y yo que pensaba que esta expresión venía por el calor que se pasa en Toledo durante las noches de verano... jjeje. Recuerdo un año que fuí por estas fechas a la ciudad imperial y, por la noches, mientras daba vueltas en una cama con las sábanas empapadas por el sudor, sólo me venía a la cabeza la siguiente frase: ¡vaya noche toledana!

Saludos

C.G. Aparicio dijo...

Lo cierto es que con el calor que hace en Toledo, no es extraño que pensaras que la expresión venía de ahí. Al fin y al cabo, la noche que pasaste también fue ¡toledana!

Un saludo, Carmen, y gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...